17centímetros

El blog de José Manuel Cortés


Ortotipografía

Podemos entender que la ortotipografía es todo el conjunto de reglas que rigen el buen uso de la tipografía.

Capitulares

Se define como la letra con la que comienza un párrafo, de mayor tamaño que el resto del texto.

  • La capitular no recuadrada y sin fondo debe alinearse por el pie o la base de la línea de texto correspondiente.
  • Debe ocupar al menos tres líneas de texto, salvo en medidas cortas con letra estrecha, en que puede ocupar sólo dos líneas; si ocupa sólo una, se trata de capitular sobresaliente.
  • No debe situarse tan cerca del final de la columna o de la página que no queden al menos, debajo de ella, cinco líneas de texto.
  • La palabra de la cual forma parte la capitular debe componerse en versalitas (o versales, o caja baja si no hay otro remedio).
  • Si la primera palabra forma parte de un nombre compuesto o similar, la versalita afecta a todo el conjunto (Estados Unidos, Alejandro Magno).
  • El párrafo con la letra capitular se separa del anterior con al menos una línea de blanco.
  • Si el párrafo inicia con algún signo de puntuación (interrogación, exclamación, comillas, etc.), se debe colocar acompañando a la capitular. Si resulta muy antiestético, se puede intentar cambiar la frase inicial.
  • No se deben sangrar los párrafos con letras capitulares, porque suele resultar antiestético.

Subrayado

Es una forma de destacar un texto mediante un filete o una raya de diverso grosor. El filete causa mal efecto cuando atraviesa las astas de las letras (por ejemplo, la g, la p, la q. En este caso se recomienda utilizar un filete definido por el programa y situarlo a una distancia dada de la línea, la conveniente para que no corte las astas descendentes.

Bolos o topos

Viñetas en forma de círculo, cuadrado o rombo, que suelen usarse para destacar el comienzo de un párrafo o apartado, un sumario, las acepciones de un diccionario, etc. Se componen como párrafo francés o sumario para resaltar el comienzo de cada párrafo.

Espaciado para parráfos y titulares

En los espacios entre titulares y textos, no hay una norma fija en cuanto a la cantidad de puntos, pero si es importante dejar siempre el doble de puntos por arriba que por abajo.

Versales

Llamamos versales a aquellas palabras cuya primera letra es mayúscula. usamos versales en:

  • En las portadas de los libros, los titulares de las divisiones de los mismos, los rótulos, inscripciones, títulos de periódicos y revistas, etc.
  • La primera palabra de todo párrafo, la que va detrás de punto y la que sigue a los dos puntos después del principio de una carta, al comenzar una cita o cuando sea la copia literal de un texto.
  • Todos los nombres propios y apellidos, así como los apodos o sobrenombres de las personas: La Monja, el Alférez, el Zurdo.
  • Los apellidos o nombres propios de las familias son invariables: no pueden traducirse a otra lengua ni cambiar de género o número. Por ejemplo, si decimos: los Morales para designar a una familia que se apellide Moral, puede confundirse con otra que se llame Morales. Así, pues, debe decirse: los Moral, los Valbuena, etc.
  • Los títulos, cargos, atributos divinos y nombres de dignidad, cuando sustituyen al nombre propio: Los Reyes Católicos, el Conde Duque de Olivares, Su Majestad el Rey, el Sumo Pontífice.
  • Los nombres aplicados a Dios y a la Virgen: el Creador, la Macarena, el Sagrado Corazón.
  • Los nombres de instituciones y sus siglas. También ciertos nombres colectivos: Organización de Naciones Unidas (ONU), el Clero influyó, las Cortes del Reino, no hay que mezclar el Ejército.
  • Las abreviaturas de tratamientos especiales: Dr. (doctor), D. (don), Srta. (señorita).
  • Los nombres y adjetivos que constituyen el título de una obra: Biblioteca Profesional Labor, Tecnología de Artes Gráficas, La Venganza de don Mendo.
  • Nombres propios de accidentes geográficos: Cabo de Hornos, Sierra Morena.

Minúsculas

Usamos minúsculas en:

  • Los días de la semana, los meses y las estaciones del año.
  • Los gentilicios y las notas musicales.
  • Las medidas, ya se escriban completas o abreviadas.
  • La segunda letra de che (Ch) y elle (Ll).
  • Los tratamientos como señor, usted, excelentísimo, capitán, etc., que no deben abreviarse dentro del texto.

Cursiva o itálica

Usamos cursivas en:

  • Títulos de libros, obras de arte, películas, obras de teatro y programas de televisión y periódicos: El Quijote. El Guernica. Lo que el viento se llevo.
  • Términos técnicos o de reciente aparición: este proceso se llama kerning.
  • Definiciones dentro de una oración: su nombre en hebreo significa paz.
  • Nombres de barcos y aeronaves: Santa Mar ía, transbordado espacial Challenger.
  • Letras individuales que se refieren a las letras mismas: la letra T siempre necesita interletraje.
  • Géneros y especies: es el ejemplo más antiguo de homo sapiens.
  • Palabras extranjeras y locuciones no adaptadas en la lengua común: Newspaper
  • Como regla general una palabras que no esté en el diccionario debe componerse en cursiva.

Versalitas

LLamamos versalitas a un tipo especial de mayúsculas cuya altura corresponde a la caja baja en lugar de la alta, aunque en determinados soportes, programas o tipografías no es posible su uso, por lo que usaremos mayúsculas.
Usamos versalitas en:

  • Los nombres de los personajes en las piezas teatrales: TARTUFO: ¡Ay! Eso quisiera yo con todo mi corazón…
  • La numeración de los siglos: Siglo XXI
  • Para expresar el título de la obra o publicación periódica que se citará así misma: Nuestro diario LA GACETA ha sido hoy premiada con …
  • La designación de los artículos en estatutos, leyes, decretos, ordenanzas, etc.: Según el ARTÍCULO V
  • Las palabras de encabezamientos en memorias y discursos: MEMORIA ANUAL.

Signos ortográficos

Los signos de ortografía son: la coma [,], el punto y coma [;], los dos puntos [:], el punto [.], la interrogación [¿?], la admiración [¡!], los puntos suspensivos […], el paréntesis [()],

la comilla [“”] la raya o pleca [-], el guión [-], el asterisco [*], el apóstrofo [‘] y el párrafo [§].

De estos signos, unos son sencillos, como el punto, punto y coma, puntos suspensivos, etc., y se colocan detrás de las palabras.

Otros son dobles, como la interrogación, comillas, admiración, etc., y se pone uno al principio y el otro al final de la palabra o frase.

  • Los títulos y las líneas centradas independientes no deben llevar al final punto, coma, punto y coma o dos puntos.
El fuel se amontona en la costa ante la falta de medios
  • Los signos simples deben adoptar la figura de la palabra a la que se adjunta; por ejemplo, si una palabra aparece en cursiva, la coma deber ser también cursiva; a veces aparece en negrita; pues el punto y coma que acompaña a esta palabra también irá en negrita.
En el libro de Las mil y una noches, se escribieron …

En los signos dobles se siguen las siguientes reglas:

  • Los que afectan a una palabra o sintagma que cambia de grafía en relación con el texto que los rodea adoptan su misma grafía:
¡Así nos luce el pelo!
(No estaba conforme con su política).
  • Sin embargo, en los casos en que sólo cambia de grafía una parte de ellos, los signos dobles abren y cierran con grafía igual a la del texto al que acompañan:
¡Sinvergüenza es lo que deben llamarle a usted!
¿Me ha llamado sinvergüenza?

Todos los signos se escriben juntándolos a la palabra a la que afectan:

«Papá, grave», decía el telegrama.
¡Cáspita!
El camino -lleno de curvas- terminaba en un río.

Uso de los signos ortográficos

  • Los paréntesis:
    • pueden ser de forma curva ( ), o rectangular [ ].
    • Se usan más los primeros, a los segundos se les suele llama corchetes, aunque esta denominación es más correcta para las llamadas llaves. A veces los paréntesis encierran una frase, sin ningún otro signo de puntuación, como si fuera una frase entre comas.
Venía coronado (como se vio luego) con laureles.
  • Puede ir acompañado de otros signos que se ponen normalmente fuera del paréntesis:
…debido a Juan (llamado boca de oro).
  • Si la frase encerrada es independiente, el punto se pondrá dentro y no fuera:
A Cisneros se debe la Biblia Políglota.
(Véanse sobre ese particular las páginas anteriores.)
  • La raya o pleca:
    es una línea horizontal del tamaño de un cuadratín del cuerpo a que corresponde. Se emplea para indicar diálogo, y para sustituir al paréntesis o a las comas en los incisos o frases explicativas:
-¿De dónde eres?
Los celtíberos -no siempre habían de ser juguete de Roma- �
ocasionaron la muerte de los Escipiones.
  • El guión:
    es una rayita horizontal más pequeña que la raya o pleca, que se emplea principalmente al fin de línea para separar las sílabas de una palabra que no cabe entera. Si dividimos una misma palabra escrita con caja baja y alta, da este resultado:
Constanti-nopla.
CONSTANTI- NOPLA.

El guión no queda centrado al ojo medio de las minúsculas ni a las mayúsculas, porque los creadores de este tipo pretendieron que un solo guión sirviera para ambos ojos de letra.

El guión también se emplea para unir palabras que indican oposición o contraste (guerra franco-prusiana) o vocablos compuesto de forma ocasional (coproducción italo-francesa). No se pone guión cuando los componentes son gentilicios y el vocablo compuesto indica unión, fusión (hispanoamericano, checoslovaco).

  • Las comillas:
    se emplean para encerrar frases que suelen ser citas de otro autor. Se deben de usar las comillas latinas en primer lugar « », las inglesas dentro de ellas ” ” y las simples ‘ ‘ cuando lo exijan las normas.
  • El asterisco:
    es una estrellita, se usa como llamada de nota. También cuando por razones de prudencia, se aconseja omitir el nombre de una persona, pueblo o cargo, etc., suele substituirse por tres asteriscos:
El duque de *** abrió la puerta.

En los libros litúrgicos se emplea para dividir los versículos de los salmos y lleva a ambos lados el espacio ordinario:

Magnificat * anima mea dominum.
  • Apóstrofo:
    de uso escaso en nuestro idioma, excepto cuando se pretende representar el modo de hablar popular e indica la omisión de una vocal. Se usa sin espacios intermedios:
Dicen qu’es.
Tira pa’lante.
  • El párrafo: apenas se utiliza, si no es alguna vez acompañando a la numeración de los epígrafes que encabezan las divisiones de un capítulo:
§ II. La educación.

Reglas para dividir las palabras

  • La división o partición de palabras (P&J, hyphenation) en los textos debe seguir unas normas básicas.
  • Por regla general, no se deben colocar guiones de partición en más de tres líneas seguidas.
  • Sólo se acepta aumentar hasta cuatro en los casos en los que la columna de texto es muy estrecha o se está trabajando con un cuerpo grande, para evitar que aumente el espacio entre palabras y letras, quedando un efecto poco estético.

Otras normas importantes son:

  • No se separan las palabras bisílabas, particularmente si sólo tienen cuatro letras o menos, ni se deja para otra línea la sílaba formada por las dos últimas letras de una palabra, ni se termina una línea con la primera sílaba de sólo dos letras de una palabra:
Ti-po, caballe-ro, lo-comotora.
  • Es una grave incorrección gráfica separar la primera sílaba de una palabra cuando es una vocal o un diptongo:
E-moción.
  • No se deben separar las vocales que se encuentran en medio de palabras:
Traje-ado, be-odo.
  • En las palabras compuestas se pueden separar los componentes según las sílabas:
Co-operar, vos-otros.
  • Hay que procurar que no queden expresiones malsonantes, ni particiones que cambien el sentido de la frase. Esto es importante a la hora de separar palabras completas al final de la línea:
Disi-mulo, es-cuadra.
Mi herma-no quiere estudiar.
El frailecillo tenía un puro encendido / amor de Dios.
El joven soldado dormía sobre una vieja / sábana.
  • Al dividir una palabra donde se encuentre una consonante seguida de h, no podrá ésta quedar al final de la línea, sino pasar al principio del otro renglón.
An-helo, des-hidratar.
  • Resulta antiestético que coincidan la misma palabra o la misma letra en dos o más líneas seguidas, al principio o al final.
  • Un punto y seguido hacia el final de línea debe admitir a continuación, por lo menos una palabra o sílaba que tenga tres letras. En caso contrario, se aumentará el espacio para que quede el punto al final de la línea.
  • No deben partirse nunca las letras compuestas (ch, ll, rr), ni dividir las abreviaturas o siglas, aunque consten de dos o más sílabas o letras iniciales:
    U-NES-CO. Per-ro. Siglo-XX. Sr.-Pérez.
  • Si hay que dividir vocablos compuestos o algunos tiempos del verbo reunir, que llevan acento, se suprimirá éste, particularmente si el segundo elemento tiene sentido:
Pisa-uvas (pisaúvas), re-uno (reúno).
  • No se debe dejar a final de línea preposiciones o conjunciones que consten de una sola letra. Pero se permite en medidas cortas.
  • Las abreviaturas no se separan, ni tampoco las palabras que formen frase completa:
    Siglo/XV, Felipe/V, Capítulo/III, artículo/8º.
  • Debe evitarse la separación de cantidades del nombre al que determinen:
2.500/pesetas, 100/kilogramos.
  • No se deben partir dos cantidades que estén unidas:
5./000./000; 1840-/1940.
  • La fecha debe separarse de la siguiente manera:
10 de / febrero / de 1998.
  • Las expresiones por ciento, por mil en números no se separan nunca.
  • Las llamadas de nota jamás se pasarán a la línea siguiente:
El famoso cantante Louis Armstrong(1).
  • Irán en la misma línea los símbolos químicos no separados por coma, las letras de referencia o términos empleados en álgebra.
convert this post to pdf.